Abdominoplastia

¿Qué es la abdominoplastia?

El abdomen es una de las zonas del cuerpo donde se acumula la grasa con más facilidad. Los embarazos, seguidos a menudo de distensión de la musculatura abdominal, variaciones de peso importantes y desordenes hormonales contribuyen a la formación de un abdomen poco estético o con deformidades.

La pared abdominal está constituida básicamente por tres elementos: la piel, el tejido celular subcutáneo con la grasa subyacente y la capa muscular. La afectación de cualquiera de estos tres elementos llevará a la formación de una deformidad del abdomen que, según cada caso, requerirá un tratamiento más o menos complejo.

La abdominoplastia ayuda a recuperar un “vientre plano” y a delinear la silueta corporal.

Los mejores candidatos para este tipo de intervención son aquellas personas que, estando cercanas a su peso ideal, presentan acúmulos de grasa en el abdomen junto a una piel flácida que no logran tensar ni con dietas ni ejercicio. La abdominoplastia está indicada tanto en hombres como en mujeres aunque es particularmente útil en las mujeres que, a causa de embarazos, tienen dilatación irreversible de la piel y de la musculatura del abdomen.

Según las características del paciente se efectuará una abdominoplastia normal o una mini abdominoplastia, pudiéndolo asociar a otras técnicas como una liposucción de epigastrio o caderas, y un marcaje abdominal (SIX PACKX). La doctora le informará sobre la longitud final de la cicatriz, que vendrá determinada por las características del abdomen.

¿Cómo funciona la abdominoplastia?

La lipectomía abdominal es una intervención quirúrgica que consiste en despegar y resecar la piel y la grasa del abdomen mediante una incisión en el pliegue suprapúbico (por encima del pubis), lo que permite que la cicatriz quede perfectamente disimulada por la ropa interior o el bikini. La abdominoplastia permite además la reparación de la pared muscular a fin de conseguir un abdomen plano y, en casos indicados, el estrechamiento de la cintura del paciente. La extensión de la incisión dependerá de la flacidez de la piel y del grado de obesidad de la persona.

Todo el procedimiento de abdominoplastia dura aproximadamente entre 2-3 horas dependiendo de la complejidad bajo anestesia general. Una vez finalizada la cirugía, la paciente llevará un sistema de drenaje durante 24 o 48 horas según el caso. Los puntos de sutura son reabsorbibles y no necesitan ser retirados.

¿Qué podría pasar?

La abdominoplastia es una cirugía muy habitual con una alta tasa de éxito cuando es realizada por un cirujano plástico. Sin embargo, siempre que se realiza una cirugía existen riegos, al igual que complicaciones relacionadas con este procedimiento en concreto. Las complicaciones tras la cirugía, como la infección o los trombos venosos pueden ocurrir, pero son raros. La infección se resuelve con antibióticos y drenaje, pero prolongará la estancia en la clínica. Los trombos venosos se previenen con las medias antitrombóticas que deberán ponerse al levantarse el día de la cirugía, moviendo las piernas, haciendo los ejercicios pulmonares con el espirómetro y levantándose tan pronto como lo permita la cirugía. Una mala cicatrización puede producir una cicatriz de mala calidad que, a veces, precisará una segunda cirugía. Los fumadores deben dejar de fumar unas semanas antes de la cirugía y deben ser advertidos de que el tabaco aumenta la posibilidad de complicaciones y retrasa la cicatrización. Se puede reducir el riesgo de que surjan complicaciones siguiendo cuidadosamente las instrucciones que le dé la doctora antes y después de la cirugía, es especial aquellas que se refieren a cuándo reanudar la actividad física.

Recomendaciones antes y después de la Abdominoplastia

Como en todas las intervenciones, en la abdominoplastia el examen médico previo es imprescindible para detectar cualquier posible anomalía que pudiera contraindicar la operación.

Las personas fumadoras que deseen realizarse una lipectomía abdominal deberán abstenerse de fumar durante al menos dos semanas antes y dos semanas después de la intervención porque el tabaco puede afectar de manera muy negativa en la cicatrización de la herida.

Hospitalización

Tras la intervención es probable permanecer ingresado 1 día.

Cuidados posteriores

Tras la intervención de abdominoplastia se recomienda reposo durante una semana y el uso de unas fajas que iran cambiándose alrededor del abdomen durante aproximadamente un mes. El reinicio de las actividades normales es a partir de las dos semanas y el paciente podrá empezar a hacer ejercicio físico paulatinamente a partir del mes.

Ventajas de la Cirugía Plástica en el abdomen

La abdominoplastia ayuda a recuperar el vientre plano. Moldea la silueta corporal. Las cicatrices desaparecen con el tiempo.

Aumento Mamario

Aumento Natural de Pecho

View More
Relleno Botox

Relleno Botox

View More

Solicita Cita

Nombre (requerido)

Teléfono (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Servicio

Mensaje