A petición de la propia paciente, analizamos el caso de una madre de 36 años, con dos hijos de 9 y 13 años, que se siente satisfecha y feliz y no desea ampliar la familia. No obstante, tras la lactancia, su pecho sufrió una reducción de su volumen habitual, caída y pérdida de la simetría, por lo que no se terminaba de sentir a gusto, además de que le apetecía recuperar su tamaño anterior y tener un gran escote; por este motivo, acudió a nuestra clínica para buscar el tratamiento más adecuado. Como mujer y madre, sentía que le tocaba emprender el viaje hacia una mejor versión de sí misma, y desde Azero Laclinic la estamos acompañando durante todo el proceso.

Tras un minucioso análisis, la Dra. Rodríguez de Azero decidió realizar una mastopexia de T invertida, pero esta vez con prótesis —consulta nuestro post anterior en el que te explicábamos en qué consiste y las diferentes técnicas—. Cuando la Dra. utiliza implantes, esto se debe a que se desea de un aumento de volumen, según los requerimientos del tratamiento, así como las expectativas del paciente, que en este caso, como comentamos al principio, deseaba un gran escote con aumento.

¿Por qué mastopexia + prótesis en vez de solo aumento?

Debido a que la propia paciente tenía de por sí bastante cantidad de mama, se había producido un caída importante por los cambios de peso y la maternidad, por ello era necesario retirar el exceso de piel sobrante, además de colocar las areolas en su posición anatómicamente correcta —el complejo areolo-pezón (CAP) de nuestra paciente estaba caído y lateralizado, con una separación entre los 27 y 28 cm.; ahora presenta una posición correcta (idealmente, se debe situar el CAP entre los 18-22 cm. de la horquilla esternal, según la estatura y dimensiones).

Las prótesis utilizadas son las RSD 320cc MotivaⓇ, con un diámetro de 11,75 y una proyección de 3,9; se colocaron detrás de la glándula, para conseguir una mayor redondez del escote, ya que su propio tejido requería de una cobertura mayor. Cabe señalar que, para la Dra. Rodríguez de Azero, es preferible, en la mayoría de sus casos, colocar los implantes en el espacio retrofascial (debajo de la fascia o membrana que envuelve al músculo pectoral mayor) o retropectoral. Pero todo depende, en gran medida, del resultado que se quiera obtener a la hora de escoger un lugar u otro.

Con relación a las cicatrices, la paciente no se siente incómoda con las mismas, comentando que apenas la percibe; durante tres meses, requerirá de un protocolo simple para mejorar la apariencia de las mismas, además de utilizar un sujetador especial, según el tiempo determinado por la doctora. Durante las primeras semanas, no ha sentido molestias, al seguir las pautas marcadas para un rápido post-operatorio. Además, durante la intervención se procura siempre que sean lo mínimamente visibles, pero requiere un tiempo para que se atenúen. Si se respetan los tiempos y todo lo indicado, pueden llegar a ser imperceptibles.

Su evolución es totalmente favorable, y en cuanto a cómo se siente la propia paciente con el resultado, ha comentado que está feliz con el mismo, ya que se siente totalmente a gusto en su piel y cómoda con lo que ve frente al espejo. La ropa le sienta como a ella le gusta (por ejemplo, los vestidos que ella usaba en el pasado le vuelven a sentar como un guante) y se siente con una autoestima reforzada. Su situación nos alegra como profesionales que buscamos el bienestar de nuestros pacientes. Además, se presta a resolver dudas o contar con más detalles, en privado, cómo ha vivido este viaje. Escríbenos y le trasladaremos tus comentarios.

Por último, es importante resaltar que en su caso la posición de los senos será permanente, pero teniendo en cuenta las revisiones de las prótesis, así como el recambio probable de las mismas a los quince años. Esta es la principal diferencia de utilizar la grasa propia, ya que esta podría variar en función de nuevos cambios de peso, embarazo u otras causas. Si lo que deseas es simplemente recolocar la posición o hacer una reducción de tus senos, también esta técnica puede ayudarte. Todo dependerá, siempre, de lo que necesites.

Cierra tu cita con la Dra. Rodríguez de Azero para que valore tu situación y te dé la solución más óptima, explicándote los pros y contras. Por otra parte, el coste dependerá de tu situación personal, de ahí la importancia de solicitar una consulta.

Por último, en Azero Laclinic te podemos asesorar para que financies tus tratamientos. Queremos que inicies un viaje hacia tu mejor versión con nosotros.

☎️ 622.218.960 / 822.175.299
📩 info@azerolaclinic.com
📍 Rambla de S/C, 144
👩‍⚕️ VÍA Doctoralia, en cualquier momento > bit.ly/doctoralia_azero