Quizá te has preguntado alguna vez si existe un método permanente de relleno para tu rostro, ya que has comprobado las bondades del maravilloso ácido hialurónico (que tiene una duración entre 8 meses y un año, dependiendo de la zona y paciente), y te gustaría que estos fantásticos resultados tuviesen una mayor duración… ¡La respuesta es sí! Te presentamos la revolucionaria técnica del lipofilling facial. 

Este procedimiento utiliza el tejido natural propio, como es la grasa sobrante de alguna parte del cuerpo (abdomen, cadera cintura, muslos…); con ella, se realiza una infiltración, que suele ser en pómulos, surcos nasogenianos y mandíbula, restaurando de esta forma el óvalo facial, ya que con los años se suelen perder las partes blandas (la grasa y masa muscular) —y aparecen los primeros síntomas de flacidez facial—. De hecho, en algunos casos el resultado es sobresaliente, ya que la restauración volumétrica con tejido adiposo permite corregir de forma segura y con la máxima precisión cualquier zona del rostro. ¡También se puede utilizar en ojeras!

Procedimiento

Tras analizar cuál es la zona más adecuada para obtener la grasa, se extrae una pequeña cantidad, que puede variar entre unos 100-150 cc, dependiendo del paciente. Una vez obtenida, se utiliza la decantación para obtener células de buena calidad y se trasvasa a jeringas de 2, 5 0 10 cc para poder ser reinyectada en pequeñas cantidades, los llamados “microinjertos grasos”, que tienen fácil cicatrización. Es más, si la persona necesita volumen en las ojeras, la grasa se puede pasar a través de unos filtros y así conseguir el relleno perfecto para estas zonas (micro o nanofat). En Azero Laclinic, la doctora Margarita Rodríguez de Azero trabaja con las cantidades de 15 a máximo 30 cc para la zona del rostro, alcanzado la máxima naturalidad y armonía.

Se considera de unas de las intervenciones menos invasiva. ¡Por algo se ha convertido en una de las intervenciones más demandadas! Reserva tu cita con la doctora y recupera toda la belleza que el tiempo ha escondido.